Lo que lei... Estupor y temblores - Amelie Nothomb


 Historia de una joven belga de 22 años, Amélie, que empieza a trabajar en Tokio en una de las mayores compañías mundiales, Yumimoto, quintaesencia de las empresas japonesas.
Amélie, afligida por el doble handicap de ser a la vez occidental y mujer -extraviada en un hormiguero de burócratas, subyugada además por la muy japonesa belleza de su superior directa, con la cual tiene unas relaciones de franca perversidad-, sufre una cascada de humillaciones.
Trabajos absurdos, órdenes dementes, tareas repetitivas, humillaciones grotescas, misiones ingratas, ineptas o delirantes, superiores sádicos, la joven. Amélie empieza en contabilidad, luego a servir cafés, pasa a la fotocopiadora y, descendiendo los escalones de la dignidad (aunque con un despego muy zen), acaba ocupándose de los lavabos... masculinos.

Amelie entra a una compañía japonesa Yumimoto para trabajar por un año supuestamente como traductora, pero no pensó que ese trabajo en su querido Japón seria tan duro y ridiculo. 

Todo en la empresa esta jerarquizado: el señor Haneda es el superior del señor Omochi, que es el superior del señor Saito, que es el superior de la señorita Mori, que es su superiora. Y ella no es la superiora de nadie!

Y en el rigido código japonés debes de obedecer a tus superiores incluso si te piden tontería y media! Como por ejemplo el señor Omochi, le pide que fotocopie una paquetón de hojas y cada vez le decía que estaba mal cuadrado y le hizo hacer como unas 5 copias para nada!! 

Su superiora Fubuki es una hermosa mujer que esta dedicada a su trabajo que le costó muchisimo obtenerlo  (ya tiene 28 años y no esta casada lo que supone una gran verguenza para ella) y por eso no quiere perderlo por nada, lo que hace que trate mal a Amelie por verla como una rival. 

Si por algo merece ser admirada la japonesa -y merece serlo- es porque no se suicida. Conspiran contra su ideal desde su más tierna infancia. Moldean su cerebro: «Si a los veinticinco años todavía no te has casado, tendrás una buena razón para sentirte avergonzada», «si tu rostro expresa algún sentimiento, te convertirás en una persona vulgar», «si disfrutas comiendo, eres una cerda», etc. (...)
En realidad, vale más evitar el placer porque hace sudar. Y no existe nada más vergonzoso que el sudor. Si comes a grandes bocados tu tazón de pasta hirviendo, si te entregas al frenesí del sexo, si pasas el invierno dormitando junto a la estufa, sudarás. Y ya nadie podrá dudar de tu vulgaridad. 
Entre el suicidio y la transpiración, no lo dudes. Derramar tu sangre es tan admirable como innombrable resulta derramar tu sudor. Si te das muerte, no sudarás nunca más y tu angustia habrá terminado para siempre.
En cuanto a los "trabajos" que realiza Amelie esta servir cafe, hacer fotocopias, cambiar el dia en el calendario, realizar cálculos, no hacer nada, limpiar los baños.... Incluso si son trabajos tontos y poco dignificantes ella intenta hacerlos bien! pero incluso con toda la buena voluntad no los hace bien algunos de esos trabajos!


Mi tonel de las Danaides no cesaba de llenarse de cifras que mi cerebro sin fondo dejaba caer. Me convertí en el Sísifo de la contabilidad y, al igual que aquel héroe mítico, no caía jamás en la desesperación, inexorablemente reanudaba las operaciones por enésima vez, por milésima vez. Quisiera dejar constancia, además, del siguiente prodigio: mil veces me equivoqué, lo que hubiera resultado tan consternador como una música repetitiva si mis mil errores no hubieran sido siempre diferentes; por cada operación obtuve mil resultados distintos. Tenía talento.

Pero no todos son malos: esta el señor Taneshi que si ve el potencial que tiene Amelie, la respeta y la trata bien. Y el señor Haneda el presidente de la empresa tambien es un hombre bueno, pero esta opacado por el vicepresidente Omochi, un gordo gritón y sádico.

En casi todas las paginas de este librito (180 paginas y con letra grande!) hay una frase que te hace reir o reflexionar. Si de verdad todo eso pasó en la realidad: mis respetos srta. Nothomb! Soportar eso con dignidad y no rendirse, ver el lado positivo a la situación y siempre buscar hacer bien su trabajo (incluso si es limpiar los baños o cambiar la fecha de los calendarios!) eso no lo hace cualquiera!

De verdad que me encantó ese estilo que tiene de escribir tan divertido, mordaz, fluido y sencillo, además me gustan los nombres japones (como en las Leyendas de los Otori!). Lo único malo de Estupor y temblores es que es bien cortito, pero  "lo bueno viene en frascos pequeños"!
Tendi la mano hacia el paquete pensando que las cosas tal vez habian pasado asi, en el jardin del Edén: Eva no tenia ninguna gana de comer la manzana, pero una serpiente obesa, en una crisis de sadismo tan repentino como inexplicable, la habia obligado.
(Seguiria con otras citas mas pero acabaria poniendo medio libro! :P )




También tengo Ácido Sulfúrico pero todavia no lo he leido (en cuanto acabe los examenes!), y proximamente voy a leer otros más de ella! Porque como ya lo dije me en-can-tó! ^.^
(Si no lo pueden conseguir en fisico hay otras opciones.... como esta!

2 comentarios:

Angeles dijo...

Hola,pasando a saldar y desear buen semana..Y x avisarte q ay premio en mi blog,espero q te gusta..
Besos voladores

http://wwwangysspot.blogspot.com/2010/12/regalos-de-navidad.html

-LauRa- dijo...

Se olle interesante, aunque la portada es muy fea xD
Ow, que mal todavia no estas en vacasiones, aqui en Mexico ya ^^
Afortunadamente...

Bye 8)